dilluns, 4 de febrer de 2013

Acampada Febrero 2013 en Bcn, primera parte

. 
. 


Querido lector o lectora: 

Como de costumbre, incumplo (aunque sólo por ahora), mi promesa de dedicar este blog a un análisis serio sobre las posibilidades de superación (en esta nueva oleada reivindicativo laboral que se prepara de cara al  Congreso Mundial de Móviles), de los ya en sí excelentes resultados logrados con la pasada huelga de hambre del mes de noviembre, siendo la causa de tal incumplimiento la irrupción de la Realidad Inmediata en forma de una nueva acampada reivindicativa política y social.  


Así que, sin más dilaciones ni precisiones, paso a hacer un somero relato (las críticas y valoraciones en general vendrán en otro momento) de lo acaecido y visto desde mi posición fronteriza con el tema



Cronología: 

Noche del jueves, 31 de enero al viernes, 1 de febrero: 

Una docena de personas intentan acampar en pça. Sant Jaume, pero els mossos se lo impiden, si bien permite que pasen la noche al raso en sus sacos de dormir. 


Viernes, 1 de febrero: 

Mañana y primera hora de la tarde: 

Se mantiene una presencia testimonial en pça. Sant Jaume. 


Tarde: 

Se coincide en Sant Jaume con los del contra el maltrato de animales, pero no se crea sinergia alguna (por qué será que no me sorprende) .

En pça. Catalunya se concentran unas cuatrocientas personas, que posteriormente se desplazan hasta Sant Jaume, donde se está un buen rato gritando consignas contra Rajoy... ¡¡ ante el Palau de la Generalitat (jajajajaja, pero dejémoslo estar) !! Tras ello, se realiza una asamblea, y como decisión final, se opta por desplazar la acampada a pça. Catalunya, en base a que, de cara a la posible actuación policial, Sant Jaume es una total ratonera. .

A todo esto, un idiota, armado con un megáfono, intenta, una y otra vez, interrumpir la asamblea con un discurso absurdo y por completo discordante respecto a lo que se estaba tratando: tras recriminársele con amabilidad su actitud unas cuantas veces, se nos hinchan los cojones y yo opto porque, al igual que siempre hicieron y hacen las culturas antiguas, se le echara de allí a empujones, y que se fuera a tocar la pera a otra parte, la asamblea tiene pleno derecho a defenderse (un tema nunca suficientemente tratado) de la actuación o intromisión de determinados imbéciles o energúmenos. 

Finalmente, unas cien personas nos desplazamos otra vez hasta pça.Catalunya, donde en efecto se acampa, y unas veinticinco personas máximo se quedan a pasar la noche, una quince durmiendo y diez velando por relevos. Hubo algún incidente con raterillos del tres al cuarto.


Sábado, 2 de febrero: 

Mañana: 

Pese al frío ambiente reinante, y con algunas y algunos con un fuerte resfriado a cuestas, un puñado de valientes han conseguido pasar la noche acampados en plaça Catalunya.  

A lo largo de la mañana nos vamos concentrando más gente, hasta, finalmente, formarse una asamblea de como unas cien personas en total, treinta y cinco en el suelo, y el resto, en círculo externo de gente de pie. .


. 


. 
A todo esto, a un idiota no se le ocurre otra mejor que intentar interrumpir la asamblea proclamando a gritos que lo que se necesita es un líder, pero le cae encima tal vituperio y desprecio (con mi modesta persona como su "máximo" agresor verbal, "hace falta ser idiota para venir a proponer aquí, donde nadie nos representa ni nos representará, que lo que se necesita es un líder" y "déjanos en paz con tus ideas atrasadas" fueron algunas de las lindezas que personalmente le dediqué) que, con el rabo entre las piernas, y pensando que no se le había entendido o querido entender, hubo de largarse los más discretamente que le fue posible, y tampoco lo abucheamos en su retirada, nos conformamos con que nos dejase en paz. 

Por completo dominados por el día a día y el inmediato actuar (si aceptamos "activistas antisistema" como descripción y no como insulto, eso es lo único que hay allí) que como ya te he relatado les caracteriza, lo único que preocupa es qué se hace a continuación, y se decide que, a partir de las seis de la tarde, se saldrá de plaza Catalunya hacia la sede del PP. 


Tarde: 

A partir de las seis y media, unas quinientas personas emprendemos en manifa el camino hacia la citada sede mafiosa, sita como a unos tres kilómetros de distancia. A lo largo del recorrido, se va sumando más gente, y cuando llegamos a destino éramos, de largo, más de mil quinientas personas, que aumentaron hasta un máximo de unas dos mil quinientas (son cifras reales, la gente estaba bastante apiñada, y la superficie ocupada rebasqba los mil doscientos metros cuadrados) 

Tras vociferársele al PP y al Marianico el Corto que a ver para cuándo esa dimisión, y tras un incidente de tensión, casi una carga, provocada por la desmesurada reacción de los malos ante el lanzamiento de un simple yogur (y encima, en envase de plástico y no de vidrio, no se pueden quejar, joer :-D), la afluencia va bajando progresivamente, entre otras cosas, debido a un viento asesino que a mí, personalmente, me disuade de ni siquiera plantearme salir de casa al día siguiente, así que esa parte de esta crónica (sin fotos) la podré redactar, brevemente, gracias a mi intrépida colaboradora.  


Domingo, 3 de febrero: 

Mañana: 

Unos veinticinco valientes y "valientas" han aguantado una nueva noche, pese a la inclemencia térmica meteorológica, e incluso algunas de ellas llegaron a divisar alguna estrella en tan lumínica como absurdamente contaminada plaza. 

La jornada va transcurriendo sin más, con su dinámica habitual de asamblea, a la que se va incorporando más gente, y se decide, como más destacado, realizar una cacerolada en esa misma plaza a partir de las ocho de la tarde. 


Tarde: 

En pça. Catalunya: 

Las actividades organizadas como grupos de trabajo y taller de pancartas no fueron realizados debido a la falta de personal. 

La cacerolada comenzó a las ocho y media, con alrededor de doscientas personas batiendo sus instrumentos a ritmo y creando ruido dentro de la plaza durante treinta minutos. Hubo presencia policial, pero tan sólo contemplativa, parecían también indignados :-P 

Después del cese de la cacerolada, se comenzó la asamblea con esas más o menos mismas doscientas personas, y se estuvo tratando sobre la "acampada itinerante", siguiendo dándose vueltas a los puntos de mayor afluencia de turismo y dignificados por el sistema político. 

Se habló también del escrache, herramienta para visibilizar la corrupción de los políticos, @escracheBCN, y hubo varios momentos donde se llegó a constatar, por palabras de alguna voz cansada, que nos falta fuerza y concreción si queremos una abolición (sic) de este gobierno. 



saludos cordiales. 
ET &forrest & intrépida reportera. 
.. 


. 

. 
.. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada