dimecres, 16 de gener de 2013

Sobre el presente y futuro del 15M en general (III)

. 

(...veníamos de aquí...


Querida lectora o lector: 


... y seguía y sigue ---[ y seguirá aún, sí, ¡uff! X-D) ]--- la reflexión... 


El problema es que, si queremos poder llegar a tener una incidencia real, nuestros esfuerzos, a escala de barrio, y antes de plantearnos ningún otro tipo de acciones, habrían de pasar a, monográficamente, dedicarse a un plan de expansión realista, en el que más que buscar la difusión masiva de información sobre quiénes somos y qué "milagros" pretendemos obrar o alcanzar, lo que hagamos sea más un trabajo, si me permitís la palabra, de "captación" un tanto selectiva. 

Ello implicaría, lo primero de todo, pasar desde los habituales "repartos masivos" hacia otros de corte más selectivo, en los que la voluntad sea establecer diálogo y no repartir la hojita, lo que implica también una selección previa del público "target" u "objetivo", que bien sabemos, por la composición mayoritaria de las manifestaciones masivas del 19J y 15-O, quienes son, gente mayoritariamente joven, de modesto vestir y apariencia entre semi cumbayá por un extremo y semi okupi perro flaútica por el otro, más toda la gente que quedamos incluida en el rango o espacio intermedio entre ambos descritos extremos.  

Este plan de expansión también ha de incluir, si queremos realmente abrir oportunidades para que la gente se sume, el establecimiento de una muy diferente escala de valoración en lo que respecta al compromiso de la gente. Si conseguimos que pueda asistir nueva gente a la asamblea para, al minuto siguiente, tenerla agobiada o avergonzada con que, o se apuntan a repartir, o si no no se sabe qué pintan allí, mal iremos. 

Es esta una de las cuestiones claves. Si realmente aspiramos a intentar implicar a una gran cantidad de personas, algo coherente con toda esa cantidad de gente del Barri que acudió a las manis masivas del 19J y el 15-0, se hace preciso modificar radicalmente el criterio sobre lo que es estar o no implicad@, haciendo una readaptación y una rebaja sustancial de la escala, que quedaría más o menos en estos grados:  

- Nivel mínimo - Asistencia tan sólo a las manis y convocatorias realmente masivas y globales.  

- Segundo Nivel - No sólo asiste a las manis, también a las asambleas. 

- Tercer Nivel - No solamente asiste a las asambleas, sino que también difunde y busca hacer expansión, pero a muy pequeña escala (en el seno de su familia o amistades, los buzones de su finca, quizá le diga a la de la tienda aquella en la que se siente bastante a gusto si le deja poner un cartel en el cristal...) 

- Cuarto nivel - La persona se adscribe, de forma fija, a alguna actividad (repartir octavillas, tener presencia reiterada en un punto físico de información, hacer tareas de corte informático) o a algún grupo de trabajo o comisión. 

- Quinto Nivel - Activista total. Redacta, imprime, pone correos, difunde, asiste a reuniones externas de coordinación además de pertenecer a una o varias comisiones o grupos de trabajo, y ya ni te cuento la de veces que se ha tenido que rascar su propio bolsillo para que algo saliera para adelante, o saliera con la suficiente fuerza. 

Aclaro que, al menos bajo mi criterio, es un encomiable nivel digno de toda admiración, pero que sabemos que queda fuera de las posibilidades de la inmensa mayoría de la gente poder asumirlo, y que es un muy "mal ejemplo", lamentablemente, de cara a lo que se pueda esperar de la gente real, que siempre invocarán a los y las súper activistas como muestra de algo que ella, la gente "normal", nunca podrían hacer con lo que, a partir de ahí, en vez de llevar adelante su modesto nivel de implicación posible sin entrar en  valoraciones de si lo que hace es mucho o es poco, por el contrario encontrarán en el activismo una coartada perfecta para justificar su no implicación (total, para hacer tan poquito que no servirá para nada...) 

Tranquilas, por supuesto que la "culpa" de que se puedan argumentar cosas así no es de las y los activistas honrados, que simplemente hacen en cada momento lo que consideran que deben de hacer, y nada más. Sin embargo, el adecuado encaje de todo solamente se podrá alcanzar con la explícita aceptación, por parte de todos, de que cada persona un punto, y no cero o cinco, independientemente de su nivel de adscripción o compromiso con las diversas tareas. 

En ese sentido, se ha de desterrar un tanto el "eficientismo" pues, de cara a buscar el propio crecimiento del grupo, no es tan importante el esfuerzo concreto que realiza o pueda realizar cada cual como el que, merced a su pequeño o importante nivel de compromiso, la gente se sienta incluida, y no cohibida o "señalada con el dedo" porque no hace o no se compromete a más. 

Si algo ha demostrado suficientemente el 15M es que, por estos pagos y a día de hoy, cualquier posible "revuelta" será "horizontal", o sea, no jerarquizada, o si no no habrá tal "revuelta", por lo que el activismo sí que tiene una función histórica a cumplir,... sólo que tal tarea no será la de dirigir nada, sino la de, lo más humilde, discreta y calladamente posible, asumir y llevar a cabo todas aquellas tareas que de sobras sabemos que nadie más va a querer hacer. Así de crudo, así de simple, así de lógico. 

Y sí, un correcto plan de expansión sí que requerirá hacer encuestas, pero pensadas no desde el punto de vista "nuestro", sino desde el de quienes vinieron y ya no vienen, o vendrían pero tampoco lo tienen claro, una encuesta cuya primera o segunda pregunta sea, a las claras "¿hay algo que no te guste de este 15M?" "¿qué cambios te harían volver, o te incitarían más a por fin participar?" (aclaro que la encuesta que se hizo también me parece bien, solamente quería dejar claro que hablo de algo distinto) 

En fin, otra cosa positiva, muy importante, que tiene esta "asamblea" del Raval es que, aunque sí "enferma" de endogamia, al menos no cae en sectarismos, no hay "bloques", las cosas se rechazan o aprueban argumentadamente, y todas aceptamos que, independientemente del mayor o menor grado de satisfacción o frustración personal que pueda producir que las propuestas aportadas se materialicen o no, tenemos claro que, al final, lo que hagamos será una construcción de todas y todos, y no el resultado de una o dos mentes "lúcidas" que lo prevén y lo planifican todo, y las demás, a seguir los guiones marcados. 



Saludos, salud y solidaridad. 
ET desalmado & forrest gump. 
.. 
.. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada